LES DIJE QUE HAY MÁS Y SÍ QUE HAY!

 En mi segundo viaje a Perú (junio/agosto 2018) la pasé super como siempre, disfrutando en familia y con amigos y, saboreando la exquisitez de nuestras comidas y bebidas sin pensar en nada más. Mención aparte merece el reencuentro promocional maravilloso que tomó 7 días de intensas actividades, donde nos vimos con compañeras y amigas después de muchas décadas: fue las Bodas de Oro de la Promoción Indira Gandhy.

Y miren si les digo como son las cosas que Dios pone en mi camino. En uno de esos días que visitaba a mi hermano Jorge, mi cuñada Dina, mis sobrinos y encantadores sobrinos/nietos, yo no andaba buscando nada más que verlos como lo hago siempre cada que voy a mi ciudad, pasar ratos amenos charlando y riendo al recordar nuestras anécdotas de niñez y juventud.

En un momento dado mi sobrina y ahijada Teresita que estaba trabajando en su computadora en la mesa comedor, viene hacia mí y me dice tía, ven que quiero mostrarte algo. Me paré y me llevó hacia el patio, me enseña dos maceteros y me explica: es la Planta de la Vida, hasta ahí no entendía nada porque nunca había escuchado sobre ello y agregó “esta planta viene del áfrica y cura todas las enfermedades, Edwin (su esposo) que estaba haciendo unos trabajos en la frontera con el Ecuador (ya que ambos son ingenieros forestales) descubrió en una comunidad que la gente había hecho sus plantaciones y por costumbre todos bebían el látex para mantenerse sanos”. Entonces, averiguó más y al regresar a Iquitos vino comprando dos pequeñas plantitas que van en pleno crecimiento.

Volvimos al comedor y me dijo: incluso hay muchos estudios en varios países y aquí un iquiteño que es profesor, escribió un libro, pero ahora vive en Pucallpa y tiene ahí un vivero. Puedes bajarlo por pdf y me dio los datos. Le pregunté y como se toma, me dijo son dos gotitas por día.

Si puedes me regalas una ramita para sembrarla en casa de Chío y antes de viajar me das otra para ver como le llevo en mi maleta sin que me descubran; claro que si tía. Al día siguiente fui al mercado central, compré una macetita pequeña con un poco de guano y la sembré.

SIGUIENTE

 

Un comentario sobre “LES DIJE QUE HAY MÁS Y SÍ QUE HAY!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.