VOY A CASA DE MI FAMILIA Y LES DOY LA NOTICIA

La tarde siguiente fui a casa de mi sobrina, conversé con ellos, les conté como conseguí el látex y les di los datos para que puedan hacer sus pedidos. Les dije que ya estoy por volver pero trataré de regresar pronto para dedicarme algunos meses a tomar la dosis que necesito.

Pero, como es la vida y como obra Dios en nuestros destinos!. Les explico que yo seguí haciendo búsquedas y que encontré otro vivero pero en Moyobamba, hubiera querido viajar y comprar yo misma el látex para ver como lo hago pasar por los controles. Y, que creen que ocurrió!.

Mi cuñada me dice: Carmen, ahora mismo está en Tarapoto mi compadre que es médico en el hospital donde trabajo, se fue de vacaciones y justo mañana está yendo a Moyobamba a visitar a su familia, si deseas ahorita le llamamos y pedimos que lo compre.

En segundos ella estaba hablando con él, le explicó nuestra necesidad y de que se trataba, porque creo que hasta ese momento este médico no conocía sobre las bondades de esta planta. Fue tan gentil que dijo mañana mismo voy, hablo con el dueño, veo que saquen el látex frente a mí y se los llevo. Le dimos los teléfonos, el nombre y la dirección del propietario (que uds lo pueden encontrar ahora mismo si tienen interés, buscando en google como Viveros El Angelito).

Al tercer día regresó a Iquitos con 3 botellas del látex casi puro, creo que contenía más o menos unas 150 gotitas, es indudable que en estado al 100% puro imposible, porque de inmediato se endura, al sacar tienen que mezclarlo con un poco de agua. Pero, era bien notoria que las botellitas lucían color blanco como de la misma leche. Dos botellas fueron mías y una para mi familia, no podía arriesgar por más porque hubiera sido lamentable que me las quiten.

Felizmente pasó sin problemas y pude tomar una botella, la otra al descongelarle unos días se me malogró, pero fue culpa mía; debí guardarle en varios envases pequeños. Para la próxima ya tengo la experiencia. Mi mamá decía: “la letra con sangre entra”. Y es verdad!.

 

 

 

SIGUIENTE

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.