LLAMÉ Y CONVERSÉ CON EL AUTOR DEL LIBRO

 Me respondió una señora desde las oficinas del Vivero de Pucallpa, al averiguarle sobre los productos me dijo que en su local venden los plantones de diferentes tamaños y precios y el látex en una botella pequeña de agua que incluye 20 gotitas y la manera de como preparar. Me explicó también que tienen las cápsulas en frascos de 60 unidades, entre otros productos derivados. Luego pregunté por el propietario y si podía hablar con él, me lo pasó y muy gentil me dio varias e importantes referencias.

Estuve emocionada de hablar con el Sr. Grández y le felicité por su trabajo, me contó que ya le han hecho un sinnúmero de interesantes entrevistas y reportajes por radio y tv, a nivel nacional y también para varios medios escritos algunos de las cuales se pueden ver en la internet. Después me sentí un tanto triste ya que ellos no envían directamente el látex a sus clientes y más bien nos sugieren ver la forma para comprarlos ahí por intermedio de alguien que se conozca y entonces pensé que para mí lo más factible era adquirir las cápsulas.

Les agradecí por las informaciones quedando en buscar la manera de comprarlas, no obstante mi interés no eran tanto las cápsulas estando en Perú, sino el mismo látex y continué en mis búsquedas anhelando que su empresa siga creciendo de tal forma que pueda cubrir la demanda de los productos puestos en casa a cualquier lugar del país de tanta gente que como yo, los necesita .

Por aquellos días una amiga y colega muy querida, Dianita López me dijo: Carmen, es probable que viaje por trabajo un par de días a Pucallpa, yo te lo puedo comprar y de paso hago una entrevista al propietario porque este tema es muy interesante, me quedé encantada con la idea. Lamentablemente su viaje se postergó y no fue posible.

 

SIGUIENTE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.