SEGUNDA OPERACIÓN

Llegó el ansiado día, me impresionó ver la sala de operaciones con más de treinta personas entre médicos, asistentes, enfermeras, etc…vino el anestesiólogo y me dijo que me siente y me abrace con las dos manos mis rodillas. Estaba nerviosa, sentí más de 10 hincones a la altura de mi cintura, al contorno de mi columna y me dolió mucho. Luego me acosté.

Diez minutos después vino la doctora y me dijo: no te muevas que ya comenzamos. Ok, le respondí. Por cierto que yo no veía nada porque te colocan unos protectores. La operación no duró ni 5 minutos, fue todo tan rápido que me impresioné. Vino, me tomó de las manos y dijo: se acabó, todo resultó excelente. Ahora te vamos a colocar un saquito donde vas a evacuar tus orines, ésto ya me lo había explicado antes y también como tenía que usar el pequeño durante el día y el grande por la noche.

Lo llevé durante 73 días y así en el mes de octubre comencé a pasar las sesiones de quimioterapia cada 21 días exactamente. No quiero detallar las dificultades que eso me provocaba, solo contaba los días para ver si lograba corregir el problema.

SIGUIENTE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.