NO SE SI EN MI CASO LA TERQUEDAD ES BUENA

Lo reconozco, soy terca y obstinada y cuando quiero algo no paro hasta conseguir lo que me propongo. Sentí pena que mi amiga no pueda realizar a tiempo el viaje a Pucallpa ya que para mí los días contaban pues estaba próximo mi retorno. Que hacer?, me decía.

Comenté nuevamente con mi hijita, le dije que no sabía que hacer para tener los productos, ella trabajaba en su computadora y solo me escuchaba porque estaba en días de cierre y concentrada en enviar información a su empresa, me di cuenta que alomejor le hago cometer un error y dejé ahí el tema para tratarlo en otro momento que esté libre; pero, mi pensamiento solo estaba en obtener el látex.

Seguí buscando más alternativas y me di con otro vivero, esta vez un poquito más lejos, en Moyobamba y no tenía mucha opción, aunque me di cuenta que en las páginas de esta empresa que se llama “Viveros El Angelito” se mostraban recibos de pagos por envíos que hacen a diferentes partes del país y por fotos y videos pude ver que este vivero es muy grande e incluso tiene una oficina de Lima (Chorrillos). Anoté los teléfonos, nombre y dirección del propietario para ver la forma de comunicarme con él, Sr. Angel Custodio Gonzáles Becerra.

Ese fin de semana mi hijita Rocío tuvo un reencuentro con sus amigas de promoción del colegio que se reúnen habitualmente cada mes. A la mañana siguiente se baja emocionada a mi dormitorio y me dice: mamita, a que no sabes cual fue el tema de conversación de anoche con mis amigas. No, le digo y cual fue?. La Planta de la Vida, mami, me dice con el rostro lleno de contento. Como así hijita?. Acá hay varias personas que tienen problemas serios de salud y lo están tomando con muy buenos resultados y, claro que me refirió con nombres propios pero, como es lógico no los voy a mencionar. Luego agregó, mi amiga quedó en enviarme por ws el nombre y celular de la persona que acá los distribuye.

Esperamos un par de días y llegó el ansiado ws, llamamos de inmediato y pedimos dos botellas que esa misma tarde nos trajeron a casa para comenzar con esta nueva historia.

 

SIGUIENTE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.